Julián Arnedo: “Estamos investigando en productos para toda la franja mediterránea”

22 / 06 / 2022

 

Ramiro Arnedo S.A. inaugura el viernes 24 de junio nuevas instalaciones en la finca de La Plana (Calahorra). Con motivo de este acto, el presidente de la compañía española de semillas, D. Julián Arnedo, explica las claves del éxito de Ramiro Arnedo S.A., su influencia en la empresa y los proyectos para los próximos años.

 

 

Háblenos de la ampliación de las instalaciones de la empresa. ¿Qué beneficios aporta tanto para Ramiro Arnedo como para la agricultura?

 

 

Ramiro Arnedo tenía tradicionalmente una finca cerca del rio Ebro, pero en los últimos 5 años se inundó dos veces. Así que decidimos trasladarnos a las instalaciones de La Plana. Esta finca ahora tiene más de 17 hectáreas dedicadas sobre todo a cultivos de aire libre donde el principal cultivo es el pimiento, seguido de cebolla y alcachofa. Además, desde aquí ayudamos, también, a la finca de Murcia con lechuga.

 

Las instalaciones de La Plana son modernas y amplias para que los genetistas trabajen cómodamente.

 

En cuanto a la inversión no será menos de 5 millones de euros. No se para nunca de invertir… compraremos más fincas, realizaremos más inversiones en invernaderos, aunque el factor limitante puede que sea la mano de obra. En el Valle del Ebro hay un serio déficit de trabajadores agrícolas.

 

 

¿Qué acto o acciones tienen previsto realizar con motivo de la inauguración el 24 de junio?

 

 

Esta inauguración estaba prevista para hace unos años, pero tuvimos que cancelarla a causa de la pandemia. La parte positiva es que la finca está rodada y los visitantes disfrutarán de los cultivos en excelentes condiciones.

 

Esperamos contar con unas 180 personas. Primero haremos una recepción, después una visita guiada por las instalaciones, a continuación, realizaremos la inauguración formal con la intervención de la Consejera de Agricultura de La Rioja y la Alcaldesa de Calahorra. Al terminar, el Vicario de la Diócesis bendecirá las instalaciones y posteriormente iremos a comer a un restaurante de la zona.

 

Entre los asistentes nos visitarán representantes políticos, de organismos públicos, de la administración, de la consejería de agricultura, gente de la zona y clientes que llevan muchos años trabajando con nosotros. Será un acto lúdico.

 

 

 

 

 

¿Cuáles son los ingredientes del éxito de Ramiro Arnedo para mantenerse en lo más alto tras más de 75 años?

 

 

Ofrecer calidad, si no vendes la misma calidad que tus competidores, no te compran por ser una empresa española o por ser más simpáticos. Nuestros productos son de la misma calidad o mejores que los de nuestros competidores. ¿Cómo lo conseguimos? Nos enfrentamos con multinacionales tremendas y no podemos competir con ellas en todos sitios, a todas horas y con todos los productos.

 

Nuestra estrategia es elegir donde enfrentarnos: pimiento de industria en el Valle del Ebro y Valle del Guadalquivir, pimientos y alcachofas en Perú, pimientos de padrón, cebollas en la Mancha, pimiento california en Almería y lechugas little gem o romanas en Murcia.

 

Nos especializamos, no competimos en todo. Es la forma de producir un producto de calidad. Si nos dispersáramos en todos los sitios no tendríamos fuerza para alcanzar la meta.

 

  

 

Háblenos de los hitos o logros destacados en Ramiro Arnedo y cómo ha influido usted en la empresa.

 

 

Hay un antes y un después. Mi padre era comerciante, compraba semillas y vendía, era un hombre innovador. Adquiría un producto en una empresa de semillas en el extranjero, veía como aplicarlo en España y lo vendía aquí. Durante más de 30 años fuimos representantes de Royal Sluis con éxito. Sin embargo, todo cambió en los años 90 con las fusiones de multinacionales y empresas químicas. De repente nos quedábamos sin suministradores y decidimos dedicarnos a la investigación.

 

 

Ahora somos una empresa independiente y rentable y eso no es fácil. Más del 90 por ciento de lo que vendemos es investigación propia, no dependemos de nadie.

 

 

Otra cosa es la producción, hasta ahora habíamos externalizado las producciones de semilla pero debido a las últimas crisis mundiales vamos a empezar a producir en casa. No todo, pero los productos estratégicos.

 

 

 

¿Se refiere a que van a empezar a producir la semilla en España?

 

 

Vamos a producir la semilla directamente en España. En primer lugar, porque hay nuevos virus transmitidos por semilla que han afectado al comercio mundial. En segundo lugar, porque la globalización ha sufrido un retroceso, no hay tantos aviones para el transporte y tardan más tiempo en llegar. Antes podíamos traer semilla en dos o tres meses, ahora nos demoramos un par de meses más y llegan tarde. Por eso, vamos a invertir en producir semillas, en ser más agricultores. Nunca la familia Arnedo ha sido agricultora, siempre hemos sido comerciantes. Habrá que ampliar la parte agrícola.

 

 

 

"Vamos a empezar a producir la semilla directamente en España. En Calahorra, hemos empezado con el desarrollo de nuevos invernaderos; en Almería, vamos a construir 3 invernaderos más y; en Murcia, dependerá del agua y de la situación. Ya hemos empezado el cambio".

 

 

 

¿Cuándo comenzarán a producir la semilla en España y en qué lugares?

 

 

En Calahorra, hemos empezado con el desarrollo de nuevos invernaderos; en Almería, vamos construir 3 invernaderos más; y en Murcia, dependerá del agua y de la situación. Es decir, que ya hemos empezado el cambio. Pero no solo nosotros, todo el mundo está tomando medidas. La parte estratégica de la semilla la produciremos en Murcia, Almería y Calahorra. Es más caro, pero dormiremos más tranquilos. Para la campaña 2023 -24 ya estaremos activos en Calahorra y Almería, aunque en Murcia será más lento.

 

 

Es buena noticia para estas provincias, ya que se generará más trabajo…

 

 

Pues sí, somos 160 personas y esto hará que requiramos de personal tanto para producción como para almacenes, limpieza y tratamiento de semillas, etc.

 

 

 

¿Por qué se inició en este sector? ¿Hay algún hecho concreto que influyera?

 

 

He nacido en una empresa de semillas. Desde que era pequeño, recuerdo estar en el almacén vendiendo semillas y plásticos, así que ha ido rodado. Aunque yo quise estudiar arquitectura, mi padre decía que como en casa en ningún sitio y el mismo año de la universidad me convenció para que estudiara ingeniero agrónomo.

 

Nunca pensé que nos consagraríamos a la investigación, ya que era una empresa de compraventa de semillas y nos dedicábamos más a la parte comercial, pero al final las cosas toman unos derroteros impredecibles.

 

Nunca pensé que tendría algo que ver con la citricultura y me casé con una mujer propietaria de naranjos, son cosas que vienen así. Nunca pensé que iba a vender algodón y durante años fuimos líderes vendiendo semillas de algodón en Andalucía, nunca sabes lo que va a pasar, y para eso sirve un buen ingeniero, para adaptarse a los cambios.

 

 

¿Cómo ve el futuro? ¿Qué proyectos tiene como presidente para Ramiro Arnedo en los próximos años?

 

 

Ahora nuestra situación es muy estable, somos una de las empresas de semillas más rentables de Europa. El mercado más importante del mundo lo tenemos en la puerta, Almería y Murcia y, además, estamos investigando en productos que se venden en toda la franja mediterránea desde California, México, Portugal, España, Italia, Marruecos, Argelia hasta Pakistán.

 

Esta es nuestra expansión y esperamos incrementar las ventas en exportación. Nos estamos preparando para ello. En la actualidad son el 20 por ciento de nuestras ventas pero en 3 o 4 años esperamos llegar a un 50 por ciento.

 

Para amortizar los programas de investigación hay que vender mucho. La investigación es cada vez más cara y acotar nuestras ventas solo a España, que sería lo más fácil, no es suficiente.  Por eso, los programas de alcachofa, lechuga y cebolla nos conviene venderlos en el extranjero.

 

Me refiero a mercado de extensión en países como Jordania, Egipto, Paquistán, EEUU, México y Perú. Sin duda, contamos con un gran futuro en la exportación. Y cuento con mucha familia detrás de mí, no estoy yo solo. La continuidad está asegurada.